100 Años de café sin pecado...

Café descafeinado

El procesamiento de café descafeinado fue ideado por Ludwig Roselius en Alemania cerca del 1905. Este proceso a menudo se ve erróneamente como el método que priva el café de su aroma.
En realidad el café descafeinado gracias a las modernas tecnologías disponibles hoy día y perfeccionadas con el tiempo, permite saborear todo el aroma de café simplemente limitando el consumo de cafeína.
Pero en efecto, el sabor de café depende de la concentración de las sustancias aromáticas que se evaporan durante el proceso del tostado, mientras que el proceso de extracción de la cafeína se aplica a los granos todavía verdes. Además, la cafeína, alcaloide que contienen todos los tipos de café verde, no aporta al café aroma o sabor, hasta después del tostado.
El café descafeinado está creado para los consumidores que desean disfrutar de sabor y aroma de la preciosa bebida, pero que quieren limitar la introducción de la “parte” estimulante del café. Particularmente está indicado a los que sufren de las úlceras o a los que tienen graves problemas cardiológicos.
Siendo privo de la cafeína, descafeinado mantiene todos los beneficios de otras sustancias importantes, entre ellas está tanino que tiene capacidades antioxidantes y protege las arterías.

Loro hanno detto
mi Piace e Tu?